Avda: Presidente Adolfo Suarez 14F Sevilla 41011
              954 27 46 06 clinicaruher@clinicaruher.es
INICIO PROFESIONALES LA CLINICA CITAS LOCALIZACION FINANCIACION SERVICIOS FORMACION
OCLUSION Y ATM La oclusión dental puede ser definida como el movimiento del maxilar inferior que produce contacto con el maxilar superior. La boca es un mecanismo perfecto, donde todos los dientes deben tener la correcta posición y relación entre ellos y con los huesos que los sujetan. La arcada superior (maxilar) ha de cubrir a la inferior (mandíbula), y todos los dientes superiores deben encajar y contactar con los inferiores. Cuando los dientes y los maxilares no están correctamente colocados, existe una "maloclusión".  Estas maloclusiones pueden ser producidas por: - Mala posición de los dientes. - Pérdida de piezas dentales. - Falta de desarrollo de los propios maxilares. En cualquiera de los casos, esto puede producir una alteración de la articulación que mueve la mandíbula lo que se conoce como una disfunción de la articulación témporo mandibular (ATM). Los principales síntomas de este problema son: - apretamiento o rechinar de los dientes (se conoce como bruxismo). - en otras ocasiones, dolor a nivel de la propia articulación (se localiza a nivel de los oídos). Este dolor, muchas veces se puede presentar en la parte posterior de cuello, en ocasiones se manifiesta como dolor de cabeza, que se puede confundir con problemas cervicales o visuales. El tratamiento de los problemas articulares pasa muchas veces por corregir el engranaje propio de los dientes para conseguir una buena oclusión,  por medio de prótesis, ortodoncia, etc. Otras veces, el tratamiento consiste en relajar la musculatura de la articulación por medio de unos aparatos llamados "placas de relajación muscular o placas de descarga" en los casos menos graves; los casos mas graves, pueden precisar cirugías de articulación témporo mandibular (ATM).